INTOXICACIONES NAVIDEÑAS

DICIEMBRE 2015

Dadas las fechas festivas que se aproximan, queremos informaros acerca de las intoxicaciones navideñas más frecuentes de perros y gatos en nuestro propio hogar.

 

Por un lado, en Navidad nuestros hogares se visten de gala y, para ello, decoramos nuestras casas, entre otras cosas, con plantas típicas de esta época. Debéis saber que este tipo de plantas, en su mayoría,  son tóxicas para nuestras mascotas.

 

En primer lugar la famosa Flor de Pascua (también conocida como Estrella de Navidad o Poinsettia). Esta planta de hojas rojas la mayoría (podemos encontrar en el mercado de multitud de colores) es una de las más utilizada para la decoración, casi indispensable.

 

Debemos saber que la savia, de aspecto lechoso, de esta planta, está compuesta por sustacias muy irritantes, que causan la intoxicación al ser masticadas por nuestros animales, tanto el tallo como las propias hojas. Produce irritación e inflamación de boca, faringe, y zonas de contacto; y todas las partes del animal expuestas a esa savia, incluyendo ojos y piel.

            

En caso de intoxicación, además, de la  inflamación de la lengua, boca, etc., lo que observaremos en nuestro animal es un cuadro de gastroenteritis (nausea, vómitos, diarreas, …). Esta intoxicación, tiene tratamiento y cura en animales adultos y sanos. Hay que tener más cuidado, si cabe, con animales ancianos o cachorros, ya que en estos podría causar síntomas neurológicos e, incluso, la muerte.

 

En segundo lugar, el Acebo.

           

De esta planta tan tradicional son tóxicas tanto las hojas como las bayas. Mucho más tóxico que la Flor de Pascua. La ingestión de cualquiera de las dos partes de la planta produce cuadros intestinales muy agudos.

           

Comenzaremos viendo nauseas y vómitos, y seguidamente diarreas intensas. En los gatos podemos observar además excesiva salivación. Cuando la cantidad ingerida en muy alta podremos observar síntomas neurológicos. La ingestión de unas 20 bayas puede producir la muerte del animal.

 

Otras intoxicaciones frecuentes en estas fechas no tienen que ver con la decoración, si no con nuestra dieta navideña.

 

Dos productos tóxicos para nustras mascotas y a la vez típico de la época (aunque se consumen todo el año) son el chocolate y la uva.

 

El chocolate contiene teobromina, sustancia similar a la cafeína, altamente tóxico en nuestros animales. Con una dosis de 250-500mg/kg de esta sustancia estaríamos en una dosis letal para nuestra mascota. Inclusive una dosis mucho menor de unos 20 gr/kg ya podría desencadenar sintomatología como hiperactvidad, jadeo excesivo, incontinencia urinaria, diarrea, temblores, etc..

 

El pronóstico tras la ingesta depende de la cantidad ingerida, con síntomas leves el pronóstico sería bueno, en cambio cuando aparecen las convulsiones el pronóstico es reservado.

 

La uva, tanto natural como uvas pasas, pueden llegar a provocar un fallo renal muy grave. Este alimento no afecta a todos los animales por igual, no hay estudios suficientes, pero se cree que se puede tratar de una reacción dependiendo del individuo, ya que algunos animales no muestran sintomatología al ingerirlas. La dosis tóxica para perros y gatos es de 19,6g/kg en el caso de las uvas, y 2,8g/kg de uvas pasas.

           

El pronóstico tras la ingesta es bueno en el caso de animales asintomáticos, pero en animales que desarrollan insuficiencia renal el pronóstico es malo.

 

Como demuestra este artículo, hay mutitud de sustancias, plantas y alimentos cotidianos que pueden ser letales para nuestros animales.

 

¿Qué hacer en caso de que mi animal haya ingerido cualquiera de los tóxicos mencionados?

 

Si descubrimos al animal durante la ingesta del tóxico podemos, previo a la visita obligada a tu veterinario,  provocar el vómito para vaciar el contenido del estómago. Para ello podemos utilizar agua oxigenada diluida o agua con sal, y una vez hagamos que se lo trague vomitará todo lo que haya ingerido.

 

En caso de que haga más de 30 minutos de la ingesta deberemos acudir de urgencia a nuestro veterinario ya que cuanto antes empiece el tratamiento de desintoxicación mejor pronóstico tendrá nuestra mascota.

 

La lista de alimentos, fármacos y sustancias tóxicas que pueden afectar a nuestras mascotas es muy larga por tanto ante la duda de una posible intoxicación consulta a tu veterinario.

 

 

 

Maria Lluch Barberá

Col. 2408

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
©Revista Per Un Forat